Etiquetas

, , , , , , , , ,

mad-max-fury-road-5047_3

¡Bienvenidos una semana más estimados lectores! Hoy nos encontramos ante la reseña de la sorpresa cinematográfica de lo que va del año, con permiso obviamente de “Kingsman The Secret Service” debido a que la producción de hoy no gozo de mucha suerte durante todas sus fases de preparación, comenzando desde el momento en el que se intentaba poner a pie la idea, a eso le sumamos una pre-producción y una fase de rodaje complicadas pues lo único que hacían era augurar una película atropellada por todos estos elementos.

Sin embargo, hace casi un año durante el estreno de su primer teaser, contemplaba atónito y me imagino que la mayoría lo hizo, un trailer de unos dos minutos de duración que dejaba con la boca abierta por las fuertes e impresionantes imágenes que en él se veían, por lo que a éste le siguieron unos cuantos más de auténtico infarto logrando provocar en servidor la necesidad de ver la película para comprobar si ese espectáculo apocalíptico sólo eran un par de imágenes o una nueva producción destinada incluso a convertirse en una película de culto.

Para esto, mencionar que la trilogía original de Mad Max me parece sobresaliente, más que nada por la dirección que llevo a cabo George Miller con un pulso y un temple extraordinarios a la hora de dirigir las escenas de acción, debido a que si hablamos de historia o argumento no son muy recordadas, con excepción de obviamente la segunda parte, la mejor de la trilogía original a mi gusto que lograba expandir un universo nuevo en ésta película, puesto que la primer parte es más una historia de venganza personal, de las cuales había en abundancia por aquella década. Es por eso que había mucho interés de conocer la nueva aventura del carismático Max Rockatansky a casi 30 años del estreno de su última producción.

George Miller el genio detrás de la cámara.

Si hay algo que destaca a simple vista y desde los primeros minutos de ésta película a la que hoy nos acercamos es el gran trabajo de planificación que desarrolla Miller tras el lente, las escenas son trepidantes en todo momento, la acción se desarrolla de una manera en la que todo detalle se alcanza a observar en pantalla, lo cual a muestras de las escenas que observamos es realmente impresionante. George Miller da una lección de la maestría que lo ha caracterizado y compone a opinión de su servidor las mejores secuencias de acción que llevamos del año y me atrevería a decir que de los últimos tiempos, puesto que no recuerdo otro Blockbuster de acción que me tuviera pegado al asiento por la maravilla en la planificación de sus escenas, con perdón obviamente de las dos partes de The raid (a las cuales no se les puede calificar con el termino Blockbuster).

APPROVED BY - SJE(Tom Hardy)

Es de ésta forma que se podría considerar a ésta Mad Max como una sola secuencia de acción en toda la película, ¿Pero qué clase de locura estoy diciendo? Se preguntaran muchos y ahí reside un poco la gracia de tal afirmación, puesto que la película es una completa locura en todo momento, para corroborar esto sólo basta decir que la historia es el escape de ida y vuelta de nuestros protagonistas de sus perseguidores, en pocas palabras la idea que tira hacia adelante toda la producción es un juego del gato y el ratón sobre enormes autos, es por eso que considero a la película como una sola secuencia de acción, puesto que todas las escenas de persecución y de pelea que observamos parten de esta idea y ahí reside la genialidad de lo propuesto por Miller, debido a que la película no da tiempo de respiro alguno y sólo son pequeñísimas las escenas en donde los personajes así como el espectador se pueden permitir un pequeño descanso.

Ahora bien, a partir del punto de que la película es una sola persecución de ida y vuelta, tenemos que quitarnos el sombrero ante las increíbles secuencias que involucran los accidentes y piruetas que los personajes van dando a través y mediante esos carros tan característicos de la saga, secuencias que dicho sea de paso a parte de las elegantes tomas de Miller también hay que resaltar el hecho de que todas se encuentran reproducidas mediante la vieja escuela, es decir, todo lo que vemos en pantalla es real, con excepción de algunas pocas escenas de las que se valieron del CGI para poder realizarlas, un claro ejemplo sería la tormenta de arena. El último punto que termina por redondear la calidad visual de la propuesta es la preciosa fotografía, unos paisajes utilizando los desiertos de Australia, que incluso se podrían considerar como un actor más.

Una bestia de la actuación llamada Tom Hardy.

Mad Max fue la saga que lanzó al estrellato a un joven Mel Gibson, quien en su momento se adueñó con gran maestría del personaje rebozando carisma en cada una de sus apariciones, es por eso, que cuando se supo que la película seguiría adelante la primera pregunta fue ¿Quién reemplazaría a Gibson? En su momento el elegido fue Heath Ledger, sin embargo, por situaciones que están por demás mencionar esto no fue posible, de tal manera que se barajearon diversos nombres hasta llegar al actor que se hizo con el papel, el británico Tom Hardy.

mad-max-fury-road (1)

Hardy ha sido un actor que ha logrado hacerse de un hueco en varias superproducciones, acompañado a su vez de películas de un corte más independiente, y a pesar de la gran diferencia de ambos tipos de propuestas lo importante es que en todas ellas ha dejado constatar el gran actor que es, a su vez apuntando maneras para convertirse en uno de los mejores actores de su generación, hace unas tres semanas acudí al cine a ver el thriller “Child 44” de la cual no hice reseña debido a que me pareció una película fallida tanto en su ámbito de thriller como en la tibia crítica política (increíble aunque esperada la censura por parte de Rusia hacia la película) si bien lo único que me gustaría recalcar sobre “Child 44” es el hecho de que la producción se hace amena e incluso en ocasiones uno cree encontrarse ante algo grande, debido al increíble hacer de Tom Hardy que prácticamente se carga la película a sus hombros demostrando el gran talento que mencione anteriormente.

En ésta ocasión Hardy se hace del personaje de Mad Max desde el primer minuto de la película, desde que la voz de Max se escucha durante la introducción, con una actuación mucho más complicada de lo que parece, puesto que el personaje de Max le obliga a un trabajo más contenido en donde los sentimientos sean expresados a través de las miradas debido a los casi nulos diálogos de Max, el cual sólo habla en unas cuantas ocasiones cuando es realmente necesario gastar saliva, en pocas palabras impresionante la manera de que no se extrañe a otro gran actor como es el caso de Mel Gibson.

Pero si en la citada “Child 44” era Tom Hardy sólo contra el mundo (bueno hay que decirlo aunque sea de forma rápida, la hermosa Noomi Rapace también logra una gran actuación) en esta ocasión, Max se encuentra acompañado de grandes personajes y de actores que destacan en sus papeles, por una parte el papel casi irreconocible de Nicholas Hoult que aporta el componente romántico de la función de una manera más que natural y también hay que decir que prácticamente todos los actores secundarios se lucen en sus respectivos personajes, incluso y para mi es toda una sorpresa las modelos encabezadas por Rosie Huntington-Whiteley (así es, la chica que hacía lo que parecía imposible, actuar peor que Megan Fox en la tercera entrega de Transformers) cumplen con nota alta en las escenas que comparten en pantalla.

madmaxfuryroad

Pero si existe alguien que se encuentra al nivel y que incluso llega a superar el buen hacer de Hardy, aunque también hay que decirlo, gracias al guion debido a que como sabemos en prácticamente la totalidad de las películas de la saga Max no es el personaje protagonista, sino más bien que se nos van contando historias de otros personajes a través de los ojos de Max, aun así Charlize Theron ofrece una actuación estupenda, con tal vez el personaje más difícil de la función, después de todo es su historia y la actriz logra caracterizar un personaje femenino fuerte con el que es fácil simpatizar, una heroína que nos trae el recuerdo de otros grandes personajes clásicos como Ripley o Sarah Connor.

Tal vez el aspecto que me deja sólo un poco indiferente se encuentra en el ámbito de mis queridos villanos, en esta ocasión el antagonista Inmortan Joe es interpretado de gran manera y más teniendo en cuenta que en ningún momento muestra la cara en su totalidad por Hugh Keays-Byrne quien ya había interpretado al villano principal en la primera película de Mad Max, Inmortan Joe es un gran villano, desde su primera aparición impone respeto y presenta el carisma suficiente como para que nos llegue a impresionar, la nota amarga es que a mi parecer le hicieron falta más escenas, más tiempo en pantalla para lucir, esto viene dado a que a pesar de que es un personaje que me encanto, en mi opinión pudo haberse convertido en un villano de esos de los que se recuerdan en muchos años.

Mad-Max-Fury-Road-39

Algunos otros aspectos.

La película ha sido tachada de feminista y en muchos blogs leo que su principal error es que no cuenta nada, a mi parecer, eso es la grandioso de esta película, que no te da la historia mascada, sino que la historia se va contando a la par de la persecución, conocemos a los personajes, sus miedos, sus fortalezas y mediante las pocas conversaciones y algunas escenas crudas que se dejan ver, podemos ver una gran crítica hacia nuestra sociedad y hacia la ambición del ser humano, disfrazado todo esto a su vez como una película de acción, en cuanto a lo de feminista, pareciera ser como si todos los protagonistas debieran ser siempre hombres y al parecer al momento de sentenciar eso no se observa y no se tiene en cuenta que un par de hombres ayudan a las mujeres de la película a alcanzar su ansiada libertad.

Si a todo lo anteriormente mencionado le agregamos una BSO espectacular, de esas que se quedan retumbando y sonando en tus oídos una vez terminada la función, tenemos ante nosotros a la que por el momento se ubica a falta de todavía un largo recorrido como la mejor película de lo que va del año a mi parecer, debido a que no disfrutaba de una experiencia así en mucho tiempo, con una propuesta que me hizo viajar a esa infancia en donde devoraba películas de acción de la década de los 80, estoy muy seguro que al final del año no se encontrará como lo mejor, debido a que aún faltan muchas películas que quiero ver, pero si algo puedo sentenciar es que tiene su lugar asegurado en el Top 10, pero dejando de lado algo tan trivial, Mad Max Fury Road no sólo es una gran película, sino que es toda una experiencia que se debe vivir aunque sea una vez en una sala de cine.

Anuncios