Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

MV5BMTUxNjkxOTMyOF5BMl5BanBnXkFtZTgwOTY4NzAwMzE@._V1__SX1241_SY587_

¡Bienvenidos una vez más al blog queridos lectores! Si lo sé, estos últimos días las redes sociales se han llenado hasta el hartazgo de reseñas, críticas y opiniones sobre el regreso de “tal vez” la franquicia cinematográfica más famosa de la historia del cine, obviamente saben que me refiero a la saga de Star Wars, así que sé de antemano que se espera una reseña correspondiente a dicha película pero en lugar de seguir el curso natural de las olas, yo soy un poco más cauto y contrario a la moda se podría decir, también es cierto que los boletos para la premiere simplemente volaron de un momento a otro, algo inaudito, así que aprovechando que medio mundo se encontraba en los cines el pasado jueves en la madrugada observando el estreno de la saga galáctica, yo decidí ir a ver una película cuyo trailer me llamo poderosamente la atención y que es justo la que hoy les traigo.

Ahora bien, es sumamente obvio que la reseña dedicada a The Force Awakens estará aquí en el blog, de hecho ayer mismo acabo de verla por lo que prometo que antes de que termine el año cerraremos este 2015 en el blog con la reseña dedicada a Star Wars, pero por el momento pasemos a hablar de “In the heart of the sea”.

El inclasificable Ron Howard.

Ganador al Óscar a mejor director por la película “A Beautiful Mind”, dicho premio desencadenaría la gran polémica que rodea al director Ron Howard ¿Es o no es un buen director? Muchos consideran a su película más famosa como una injusta ganadora al Óscar, como un mero drama manipulador que pinta una caricatura sobre la terrible enfermedad que es la esquizofrenia paranoide y se podría decir que en parte toda la gente que opina esto puede tener razón, sí es una película que abusa del dramatismo para manipular al respetable, pero también tengo que decir que es tal vez uno de mis placeres culpables, puesto que es una historia que aunque se aleja de la realidad del personaje que nos retrata disfruto con cada uno de los visionados que le he hecho.

Dejando a un lado esta corta opinión sobre dicha película que lo lanzo a la fama, a mi parecer creo que Ron Howard es un buen director, tiene sus momentos infumables, pero también posee película entretenidas como la dicha “A Beautiful Mind” o ejemplos tales como “Cocoon” y “Apolo 13” entre otras, además de dos grandes películas como obviamente tal vez lo mejor que ha dirigido “Frost/Nixon” o su anterior película “Rush” y me alegra decir que esta nueva historia traída por parte de Howard, se ubica sin lugar a dudas junto a estos dos últimos ejemplos mencionados, es decir, dentro de lo mejor del Estadounidense.

MV5BMTY5MTI1MTU5MV5BMl5BanBnXkFtZTgwMDE3MzIzNzE@._V1__SX1241_SY587_

In the heart of the sea es una adaptación de la novela homónima escrita por Nathaniel Philbrick en el año 2000, novela que no he leído pero que le tengo muchas ganas por el hecho de tratarse principalmente sobre una historia de supervivencia, las cuales como se puede vislumbrar me apasionan mucho, siempre me ha gustado conocer la valentía y sacrificio al que puede ser puesto el ser humano, de manera que simplemente asisto con sorpresa a la tremenda voluntad de una persona que desea vivir, pero regresando al tema, al no haber leído el libro desconozco si la película le es fiel por lo que solamente me dedicaré a hablar de la historia propuesta por el film, en este caso el trailer la ha promocionado como la historia en la que se basa la gran “Moby Dick” así que ya se pueden ir dando una idea, un barco dedicado a la casa de ballenas para obtener la grasa de éstas es atacado por una gran Ballena blanca que ocasionará el hundimiento del barco, debido a esto la tripulación se verá obligada a sobrevivir en espera de un lejano rescate.

Conociendo un poco la historia, primero que nada podemos dejar en claro que Ron Howard se ha vuelto a lucir y cada vez demuestra mayor madurez tras las cámaras y un gran conocimiento del espectáculo, si en su anterior película brillaba con maestría mostrando dotes que no se le conocían para rodar las escenas de las carreras, aquí realiza lo mismo con las escenas que involucran ballenas en ellas, sobre todo durante los ataques de la gran ballena blanca, también a esto ayudan en demasía los efectos visuales, puesto que se encuentran en todo momento al servicio de la historia, es decir el CGI se intenta mantener al mínimo y en el momento de las apariciones de las ballenas los efectos visuales cumplen con nota alta.

De lo poco que se le podría criticar a la realización de Howard es cuando la cámara tiembla más de lo necesario como durante el hundimiento del barco, escenas que debido a dicha realización se muestran demasiado confusas y terminan mareando a uno, como ya la mayoría sabrá  soy muy especial con el uso de tal recurso, lo bueno es que aquí se mantiene al mínimo y son muy contados los momentos en donde esto sucede, como ya lo he dicho en lo demás la cámara enfoca con un gran preciosismo las escenas marítimas y sobre todo se logra la composición de planos realmente brillantes y bellos, como ese en donde la cola de la ballena se levanta amenazante ante los indefensos tripulantes. La Bso sin brillar en lo absoluto es bastante adecuada para la película, con temas sumamente calmados que transmiten el sentimiento de estar en el barco a expensas de lo que el inmenso mar pueda crear o bien temas un poco más intensos y movidos durante los ataques de la ballena que logran traspasar ese suspenso y adrenalina de los personajes por intentar sobrevivir.

MV5BMTQ4MDAxNjc1NF5BMl5BanBnXkFtZTgwMzgwODAwMzE@._V1__SX1241_SY631_

Un reparto carismático.

In the heart of the sea cuenta con varias caras conocidas y con actores sumamente competentes como Michelle Fairley, Ben Wishaw, Brendan Gleeson, Cillian Murphy, Benjamin Walker y el ascendente Tom Holland, ¿Qué me he saltado al protagonista? Es obvio porque hablaré un poco más a fondo sobre él, todos los anteriormente mencionados cumplen sin lugar a dudas con sus papeles, la historia se encuentra narrada utilizando el típico recurso ya usado en películas como “Life of Pi” es decir un personaje contando un suceso importante de su vida a otro, en este caso los dos actores son Ben Wishaw quien interpreta al escritor Herman Melville famoso por esa obra maestra que es “Moby Dick” cuya reseña espero algún día traer al blog y Brendan Gleeson quien es el que cuenta la historia, se podría decir que ambos actores son los menos aprovechados puesto que su papel sólo consiste en hablar el uno al otro en determinados momentos para dar continuidad al recurso previamente comentado, pero he de decir que sobre todo Brendan Gleeson tiene un momento en donde muestra su gran talento, hablando de Gleeson, Tom Holland se encarga de interpretar el mismo personaje pero durante su juventud, dicho actor famoso por ser el nuevo spiderman dentro del universo cinematográfico de Marvel muestra aquí una gran solvencia, por lo que se le ve cierto futuro.

Hablando del resto de actores, brillan sobre todo dos, Cillian Murphy, actorazo a mi parecer que a pesar de eso siento que está muy desaprovechado en la mayoría de las películas en las que participa, este vendría a ser otro de esos casos, con un personaje bastante secundario del que apenas sabemos nada, aun así el talento de Cillian le basta para transmitir carisma y para dejar unas cuantas escenas que realmente llegan a emocionar, Benjamin Walker se encuentra mejor de lo que esperaba, sobre todo porque personalmente sólo lo recuerdo en cierta película que va sobre el presidente Lincoln y vampiros, por eso su labor aquí muestra una mejor versión del actor, sobre todo durante las escenas que comparte con el protagonista, puesto que la evolución de dicha relación de competitividad es uno de los pilares que hace avanzar la trama.

MV5BMTg1NjAxNTE1M15BMl5BanBnXkFtZTgwMzE3MzIzNzE@._V1__SX1241_SY587_

El gran protagonista de la película es Thor, o mejor dicho Chris Hemsworth encargado de interpretar a Owen Chase y que puedo decir, en mi humilde opinión que el famoso actor que interpreta al comentado Dios del trueno para Marvel se encuentra aquí mejor que nunca, si bien hasta el momento su mejor actuación ya se encontraba bajo la dirección de Ron Howard  en la película “Rush” es aquí donde el actor deja ver que puede crear a un personaje sumamente carismático y sobre todo otorgarle cierto complejo dramático que pocas veces se le ha visto, todo esto acompañado y matizado por su impresionante cambio físico durante el transcurso de la película, aunque esto último también es un plus para valorar aún más el trabajo del resto del reparto que interpreta a los miembros de la tripulación.

A pesar de esto, la transformación física de Hemsworth es algo para remarcar y que ayuda de sobra a la caracterización de su personaje, a esto ayuda que el actor sepa en todo momento ubicar los ánimos y personalidad por los que va transitando, logrando captar en un principio a un Owen Chase sumamente carismático con el que el espectador empatiza de inmediato, para conforme va avanzando la película esa fuerte personalidad y temperamento van siendo sometidas a un desgaste físico, psicológico y emocional, basta con decir que Hemsworth borda a su personaje en cada uno de estos momentos.

MV5BMjE5MTc2MDEyNV5BMl5BanBnXkFtZTgwNjE3MzIzNzE@._V1__SX1241_SY587_

Un gran tercer acto.

La película se puede dividir en tres actos, el primero que compete a la presentación de personajes y salida de la embarcación, el segundo en donde vemos la caza de ballenas y entra en acción la que da el título a  Moby Dick y un tercer acto que entra de lleno en el tema de la supervivencia y donde los personajes revelan su lado más humano a pesar de lo “planos” que son la mayoría, si bien la película es un gran Blockbuster durante el primer y el segundo acto como ya lo había comentado con el tema de las grandes secuencias dirigidas por Ron Howard sobre todo durante las apariciones de las ballenas, es el tercer acto el que se lleva los aplausos por mi parte, porque a pesar de ser un Blockbuster que busca reventar taquillas, es en dichos momentos donde la historia se vuelve más personal y humana y muestran decisiones por parte de los personajes que se alejan de los momentos “felices” para toda la familia.

Es en dicho momento cuando se logra desarrollar a la mayoría de personajes y cuando uno como espectador puede sentir más la pérdida de alguno de ellos, cuando una película logra que uno como espectador se preocupe por el destino de alguno de sus personajes es porque ha logrado que éste se sumerja en la situación que ellos están viviendo, si bien es cierto que a pesar de lo que se puede diferir de mis palabras, la mayoría de personajes se olvidan rápido,  aun así logré empatizar con dos o tres de ellos, también es cierto que todo este último acto permite a los actores realmente dedicarse más a fondo y lograr interpretaciones mucho más sólidas de lo que se ve a simple vista, como lo mencionado anteriormente en el caso de Chris Hemsworth. Puesto que sus personajes son sumergidos al límite de lo que un ser humano es capaz de hacer para continuar viviendo aun si esto requiere de medidas o acciones fuera de lo imaginable, un total acierto por parte de la historia y la película poner estos temas a colación y mostrar secuencias realmente crudas y duras de asimilar.

MV5BMjI5NjEzNjMyMl5BMl5BanBnXkFtZTgwMTk2MzIzNzE@._V1__SX1241_SY587_

También estoy seguro que la película puede dar lugar a cierta polémica sobre todo por la actividad de la caza de ballenas, la cual al inicio se ve hasta como si de un deporte se tratara, aun así la película logra situar su opinión sobre dicha actividad hacia los espectadores de una manera sutil y sin ser como otras historias que entran de una manera muy forzada  sobre la protección al medio ambiente, en esta ocasión es una muy preciosa secuencia  que tiene por protagonistas a la ballena blanca y Owen Chase la encargada de dejar en claro las maneras en que la naturaleza busca defenderse de los daños que el ser humano le ocasiona.

Desde pequeño he sido muy aficionado a las historias de aventuras y cuando fui creciendo me fueron gustando mucho como ya comente las historias de supervivencia, esta película cuenta con una muy sabia combinación de ambas partes, In the heart of the sea es una película que aunque la mayoría de las críticas la trataron como una más, en mi caso realmente logro emocionarme, cuenta con actuaciones sólidas sobre todo con la mejor actuación hasta el momento de Chris Hemsworth quien muestra que realmente cuenta con talento para el cine y no sólo es un actor que explota su imagen mediante el físico, a su vez una gran dirección por parte de Ron Howad y una Bso discreta pero que cumple su cometido, se puede decir que peca de no desarrollar a fondo a la mayoría de personajes pero aun así se  logra empatizar con algunos de ellos, es por todas estas razones que In the heart of the sea se convierte en una buena película de aventuras con un gran componente humano y de supervivencia en su tercer acto, sin duda uno de esos Blockbusters para disfrutar de vez en cuando.

PD: ¡Les deseo a todos ustedes queridos lectores una Feliz Navidad!

Anuncios